Los estímulos auditivos podrían ser un buen marcador para el diagnóstico precoz de la enfermedad de Alzheimer

Un trabajo publicado en Scientific Reports, por Manuela Ruzzoli,  investigadora del Centro de Cognición y Cerebro y primera autora del artículo, que explora la fiabilidad del estímulo sonoro como posible marcador de demencia. 

La evidencia sugiere que la enfermedad de Alzheimer es parte de un continuo, caracterizado por largas fases preclínicas que anteceden al inicio de los síntomas de la enfermedad. En varios casos, este continuum comienza con el deterioro cognitivo leve (ICM), en el que las actividades diarias se conservan a pesar de la presencia de cierto deterioro cognitivo sobre todo por aspectos de memoria.

La posibilidad de tener un marcador neurofisiológico fiable y sensible, que pudiera utilizarse para la detección precoz de la enfermedad de Alzheimer,  sería una herramienta diagnóstica extremadamente valiosa en una enfermedad de gran prevalencia entre la población. Un estudio que se publicó el mes de septiembre en Scientific Reports, se planteó buscar la fiabilidad de la negatividad auditiva de desadaptación (en inglés,  auditory Mismatch Negativity- aMMN) como marcador capaz de identificar la progresión del deterioro cognitivo leve en la enfermedad de Alzheimer. Un trabajo llevado a cabo por Manuela Ruzzoli, primera autora del trabajo e investigadora del Centro de Cognición y Cerebro (CBC) del Departamento de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (DTIC) de la UPF, en colaboración con investigadores italianos de la Universidad de Trento i del Centro San Giovanni di Dio de Brescia (upf.news).