Los animales no humanos, ¿tienen conocimiento de sus procesos mentales?

La capacidad de reflexionar sobre el propio comportamiento y sobre los procesos mentales, se denomina metacognición y se ha considerado como un carácter distintivo del ser humano. Sin embargo, recientes experimentos neurofisiológicos han propuesto estudiar los correlatos neuronales de la capacidad metacognitiva de otras especies (delfines, ratas, monos, etc.). Aunque hay un gran interés en conocer si otras especies diferentes de la especie humana tienen capacidad de metacognición, no hay consenso sobre la definición y los métodos de valoración de esta capacidad en otras especies. Los estudios previos realizados hasta ahora se basan en la observación del comportamiento animal para determinar si tienen formas sencillas de metacognición, como la confianza en sus decisiones o la certeza de ellas. 

Por ejemplo, uno de los diseños experimentales empleados en monos consiste en que los animales tengan que tomar una decisión de manera que reciben una recompensa si la decisión es correcta. También se les da la posibilidad de optar por una recompensa segura, aunque menos agradable. Si optan por la recompensa segura, los experimentadores concluyen que el mono tiene poca confianza en las consecuencias de su decisión en términos de recompensa. Aunque, a medida que se complica el experimento, cuando la decisión se hace más difícil de tomar, el mono opta por la recompensa segura, lo que no supone metacognición.

De ahí que los investigadores Andrea Insabato, Mario Pannunzi y Gustavo Deco (profesor de investigación ICREA), miembros y director, respectivamente, del Grupo de Investigación en Neurociencia Computacional  de la UPF, propongan en un trabajo publicado en la revista Neuroscience and Biobehavioral Reviews, una perspectiva crítica sobre los recientes estudios que investigan la capacidad metacognitiva de los animales no humanos (upf.news).